Carro de combate

Carro de combate

Carro de combate es un libro necesario.

Hay quien prefiere vivir con una venda en los ojos y no saber la vida-tortura que ha llevado el pollo que te estás comiendo en el KFC o los niños que trabajan 14 horas diarias en Bangladesh para fabricar esa camiseta de Zara que tanto te gusta, pero si queremos evolucionar como raza, debemos comprender mejor el mundo del consumo ya que es uno de las facetas de nuestras vidas donde podemos tener un mayor impacto con nuestros actos.

En democracias bi-partidistas donde se vota cada 4 años y unos y otros son caras de la misma moneda, los ciudadanos podemos cambiar el mundo con un simple hecho, cambiar nuestros hábitos de consumo.

Yo lo hice hace tiempo cuando dejé de comprar carne de procedencia no ecológica. Todavía sigo haciendo muchas compras a ciegas, pero ahora tengo más información para elegir.

Como dice el libro, ser consecuente al 100% es casi imposible y bastante caro. La ropa, las materias primas básicas como el café, el agua, la leche, los huevos, etc. tienen a menudo procedencias donde nuestra tierra o sus habitantes más débiles, los de los países pobres, sufren para que nosotros, los ricos, podamos disfrutar de nuestras acomodadas vidas en grandes ciudades de occidente.

Carro de combate es un libro que debería leerse en las escuelas, pero estamos todavía lejos de haber evolucionado lo suficiente como para que éste se convierta en un libro de texto, aún así, hay que decirlo, debería leerse.

Como decía Nassim Taleb‎ en el libro el Cisne Negro, normalmente, es más importante lo que no se ve que lo que se ve. Nos rasgamos las vestiduras cuando conocemos las injusticias que aparecen fugazmente en el telediario de las 3, pero todos los días somos cómplices sin saberlo de la destrucción de nuestro planeta y del abuso de los más débiles.

Lee y regala Carro de Combate, es una de las mejores cosas que puedes hacer por el planeta.

4 opiniones en “Carro de combate”

  1. ¡Qué genial! Lo leeré pronto, estamos en esa etapa de absorver información. Hace poco vimos el documental Food Ind que si no lo has visto…sé que te encantará, aunque es duro la bofetada de la industria alimentaria. Pero pasa así con todo…juntos debemos aprender a desinformarnos de los telediarios y grandes superficies y conectarnos con un consumo de calidad. Poco a poco se produce el cambio 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: