Mens sana in corpore sano

Mens sana in corpore sano

Los griegos de la Grecia antigua ya lo sabían, a día de hoy la ciencia lo corrobora, un equilibrio entre el desarrollo mental e intelectual junto con un entrenamiento y activación del cuerpo, es la mejor manera de llevar una vida saludable y equilibrada.

Si lees este blog, es probable que, como yo, pases muchas horas delante del ordenador y en el sofá. Los trabajos de oficina nos tienen horas y horas sentados. Nuestro trabajo es mental y nuestro cuerpo es como… un «mal necesario», algo a lo que hay que dar de comer y que necesita dormir de vez en cuando…. pero sobre todo, descansar. Después de 8 horas sentados en una silla frente a una pantalla, nos sentimos cansados.

¿Cómo puede ser?

Por un lado creo que el trabajo mental intensivo es realmente agotador, y el cuerpo se resiente, pero además, mi experiencia es que la inactividad física también agota. Esto hace que después de un día de trabajo mental, estemos cansados y nos vayamos directamente al sofá a «descansar». Pero lo que necesitas es salir, activar el cuerpo, sudar. Yo bajo a nadar a mi piscina, y antes de bajar, siempre estoy cansado. Sin embargo, cuando llevo 10 o 12 largos, mi cuerpo empieza a activarse y mi mente empieza a liberarse. A partir de ahí, voy a más, y cuando termino, estoy cansado, pero de un cansancio que nada tiene que ver con el que tenía al terminar de trabajar. También me encuentro de mejor humor, con ganas de hacer cosas y con la mente despejada.

Estudios recientes demuestran que el deporte ayuda a mejorar la capacidad intelectual, otra razón por la que hacer deporte es positivo aunque no te preocupes por tu forma física.

Más allá del deporte, hace tiempo que vengo pensando en lo importante que es mantener un equilibrio entre la mente y el cuerpo. Por ejemplo, yo soy muy activo mentalmente, mi trabajo me exige mucho, y cuando no estoy trabajando, a menudo leo ensayos, libros técnicos y juego a juegos complejos. Creo que sería mucho más saludable y enriquecedor buscar actividades complementarias que me liberasen mentalmente y que fuesen manuales. Por ejemplo, construir maquetas, dibujar, mantener una huerta o hacer alguna labor de voluntariado.

A pesar de que intuyo lo bueno que sería buscar ese equilibrio entre lo mental y lo físico, actualmente no he lo he logrado. ¿Qué opinas tú sobre el tema? ¿combinas actividades físicas y mentales? ¿te sientes mejor al hacerlo? ¿te gustaría hacerlo?

Si me cuentas tu experiencia, puede que sea el empujón que necesito 🙂

 

Fotografía de Claudio Sepúlveda

6 opiniones en “Mens sana in corpore sano”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: