La experiencia es un grado, pero no es la panacea

La experiencia es un grado pero no es la panacea

Fulanito lleva 30 años en la empresa. Durante 25 años ha estado llevando la Dirección Comercial.

¿Y qué?

A veces parece que Fulanito es bueno en lo que hace porque lleva más años que nadie. Supongo que alguien debería preguntar si lo hizo bien durante todo ese tiempo.

En la mayoría de los trabajos te piden experiencia. Me parece lógico, pero ¿son necesarios 5 o 10 años de experiencia en algo para hacerlo bien? Pues si tocas el piano quizá, pero os aseguro que para programar en php, con unos meses bien aprovechados es suficiente.

Al final, todo depende de la persona, hay quien necesita dos meses para ponerse al nivel de otro que le ha dedicado 2 años a aprender la misma tarea.

La curva de aprendizaje suele tener la siguiente forma:

Curva de aprendizaje

Llega un momento en que básicamente dejas de aprender. Cuando empiezas a jugar al tenis aprendes muy rápido. Cada día duplicas tus conocimientos y habilidades. Cuando llevas 5 años jugando es muy difícil mejorar. Solo con un entrenamiento muy duro y específico logras avanzar. En el trabajo pasa lo mismo. Una persona que se especialice mucho llegará a ser el mejor en lo suyo, pero en determinado momento dejará de mejorar.

A veces el exceso de experiencia puede llegar a ser un problema. No por la experiencia en sí que siempre es bienvenida, si no, porque las personas que llevan mucho tiempo haciendo lo mismo tienden a pensar que ya lo saben todo. Han aprendido una serie de rutinas y mecanismos que les permiten ser más rápidos y eficientes en su trabajo pero que, a menudo, matan la creatividad y cierran el camino a nuevas formas de hacer las cosas.

En resumen, un poco de experiencia es buena, pero mucha experiencia no debería ser un argumento de fuerza para contratar o no a alguien. La capacidad de aprendizaje, la motivación,  y la inteligencia emocional de esa persona son, para mí, más determinantes que una amplia experiencia.

2 opiniones en “La experiencia es un grado, pero no es la panacea”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. No sobreviven aquellos que tengan más experiencia, más «labio», más fuerza, etc. Sobreviven los que mejor se adaptan a las circunstancias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: