Echando la vista atrás al 2011

Echando la vista atrás

Los últimos días de diciembre son un buen momento para echar la vista atrás y repasar los momentos importantes del año.

Empecé el año ilusionado con Unikuo, un proyecto apasionante que empecé con una persona que cree en la magia. Cuando crees que todo es posible, las cosas suceden. Podemos buscar explicaciones complejas pero entonces ya no sería magia.

Pasaron los primeros meses y cometí mis primeros errores, quizá el más claro fue buscar financiación en una fase muy temprana del proyecto. Curiosamente la conseguí, y mucho dinero. Demasiado pronto, demasiado fácil, y… como es lógico… se esfumó. Todavía hoy doy gracias por ese contratiempo que me hizo darme cuenta de dos cosas: no te fies de lo fácil y trabaja solo con gente que te guste.

También tuve algunos aciertos como conseguir que Maria Eugenia Girón fuera asesora de Unikuo, la inversión de Daniel Perez Colomar, crear mi blog y dejar mi trabajo por cuenta ajena.

Varios meses, dinero y esfuerzo invertidos en un modelo de negocio, no fueron impedimento para cambiar el modelo de negocio cuando nos dimos cuenta de que el proyecto que habíamos ideado en un inicio no era el más interesante. Cambiamos un modelo de clasificados de lujo al estilo jameslist.com, hacia un modelo de e-commerce de artículos de lujo. Fue un momento difícil en el que sentí dudas, desazón y cansancio. Al día siguiente, me levanté, tiré el plan de negocio a la papelera y me puse a preparar uno más de los 6 o 7 que he preparado durante este año.

Se sucedieron los foros de inversión, Internet es tuyo, reuniones con grandes emprendedores e inversores: Gustavo García (Buyvip), Aquilino, Rodolfo Carpintier, Pedro Trucharte, Fernando Moreno y un largo etcétera.

La búsqueda de un socio que fuese el Director Comercial tampoco fue sencilla, pero me enriqueció muchísimo. Conocí personas apasionadas, competentes en sus trabajos. Muchas de ellas siguen ayudándome a día de hoy aunque finalmente no pasaron a formar parte de Unikuo. Al fin llegó la persona adecuada. Ana Moreno se incorporó al equipo hace unos meses y fue como un soplo de aire fresco. La lección aprendida es que si buscas lo suficiente, las cosas acaban llegando.

En junio empezamos a desarrollar la Web. Decidí que no utilizaríamos una plataforma de e-commerce. Fue una elección que realicé con el corazón y de la que quizá me arrepienta en un futuro… o no. Diseñé la plataforma de gestión de los vendedores: gestión del catálogo, facturas, pedidos… y la Web pública: Fichas de producto, Home, Carrito… todo desde cero y pensando en quién era nuestro cliente y quién era nuestro proveedor de producto.

En el desarrollo de la Web nada fue como esperaba. Reconozco que me pilló desprevenido. Supongo que me comporté de forma arrogante y pensé que aquello en lo que tenía más experiencia no me supondría ningún problema. Me equivoqué. Conseguir un desarrollador y diseñador competentes y comprometidos fue una tarea difícil y frustrante. Lo que hubiese querido que fuese un desarrollo de 4 meses se convirtió en uno de 6. Pasado ese tiempo, hemos construido una Web con un gran potencial aunque todavía es solo una sombra de lo que será en un futuro próximo.

Hoy, 24 de diciembre, echo la vista atrás y me quedo con tres cosas:

  1. Siembra y recogerás, pero no esperes que todas las semillas arraiguen. Sé previsor y planta más de las que necesitas.
  2. Emprender es como un partido de baloncesto, marcarás 4 puntos seguidos y luego te anotarán 6, pero lo importante es que al final del partido hayas anotado más puntos que tu contrario.
  3. Los negocios son un deporte de equipo. Y cuando digo equipo no me refiero solo a tus empleados o socios. Tu equipo deben ser tus amigos, tus colaboradores, otras empresas, tus clientes, tus proveedores… Juega con todos ellos y pásales la pelota a menudo para que ellos te la pasen llegado el momento.

Para mí 2012 será el año del doble o nada. Espero que sea doble, pero si al final es nada, me quedaré con todo lo que he aprendido este increíble año 2011 en el que he afrontado la mayor aventura de mi vida.

Imagen de Chodaboy

8 opiniones en “Echando la vista atrás al 2011”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. ¡Animo chiqui!. Lo cierto es que ser emprendedor ilusiona y motiva, pero no es fácil y da muchos quebraderos de cabeza. Lo importante es que salga bien o salga mal, tú sigues estando ahí con todo tu potencial y tu talento para conseguir las cosas o para empezar de nuevo.
    Mis mejores deseos

  3. Camilo, tienes más razón que un santo, supongo que hay que perseverar y no conformarse.

    Gracias Chusa, sin duda, si algo me ha dado la genética es la cabezonería para conseguir las cosas que me importan 🙂

    Un abrazo a los dos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: