Los super-hombres

super-hombre
Fotografía de Mariano Kamp

Los últimos años me he aficionado bastante al ciclismo. Supongo que Alberto Contador ha tenido mucho que ver, pero cuanto más ciclismo veo, me doy cuenta de que me gusta mucho porque admiro profundamente a los ciclistas. Sin duda, el ciclismo es junto con la maratón uno de los deportes más duros que existen.

Estos super-hombres luchan por superar a sus rivales, pero sobre todo luchan contra sí mismos, contra el sentido común que les dicen que se retiren, luchan contra el calor, contra el frio, contra las heridas…

El Tour de Francia es una prueba conocida, sin embargo, hay otras menos conocidas y probablemente más duras:

Hay una maratón que se corre en el Polo norte a temperaturas por debajo de los 30 bajo cero. Si ya es un esfuerzo terrible correr una maratón, imaginad a esas temperaturas y sobre un suelo helado.

La Self-Transcendence 3100 mile es una maratón de casi 5.000 km cuyo record está en manos de  Wolfgang Schwerk que la terminó en 42 días (casi 120 km diarios).

La Maratón des Sables transcurre durante 250km por el desierto del Sahara a temperaturas de 50ºC.

La prueba de Ironman, es la carrera de triatlón más dura con 3,8km nadando, 180km en bicicleta y 42,2km corriendo.

¿Por qué lo harán? Desde luego, no por dinero. La mayoría de la gente que corre esas pruebas tienen que invertir su propio dinero para participar. Además, no solo es la carrera, son los meses o años de entrenamiento para poder someter a su cuerpo a semejante tortura. Leyendo un artículo de uno de los corredores de una ultramaratón, empiezo a entenderlo.

El dolor es un gran maestro. Los únicos límites son aquellos que tú mismo te pones. Cuando te atreves a salir de tu círculo de comodidad y explorar lo desconocido, empiezas a liberar tu verdadero potencial humano. Cuando se fuerzan los límites, estás abriendo reservas físicas y mentales que ni siquiera imaginabas tener.

Lo único que se interpone entre la gente y sus sueños es el miedo al fracaso. Sin embargo, el fracaso es esencial para triunfar. El fracaso nos pone a prueba y nos permite crecer. Cada flecha que da en la diana es el resultado de cien flechas erradas. Y triunfar no significa llegar el primero. En este caso significa sólo llegar.

Nos habla de dolor, nos habla de superar el miedo al fracaso, de volver a intentarlo y de superar nuestros límites.

Estos super-hombres y super-mujeres lo hacen para buscar sus límites, para encontrarse a sí mismos y superar sus miedos. Lo hacen para sentir el dominio de su cuerpo y de su mente. Esa es su motivación final. Ni dinero, ni fama, solo sentirse dominadores de su propia vida; saber que pueden conseguir lo que quieran.

El dolor, en estos casos continuo, no les supera. Una parte importante de su entrenamiento es dominar el dolor. Lo sienten, pero no les domina, eso es lo importante. La mayoría de los mortales estamos acostumbrados a huir del dolor y del sufrimiento y por eso no somos capaces de semejantes proezas.

El hombre o mujer que es consciente de su dolor y lo supera una y otra vez, está por encima de los demás, es un super-hombre.

Artículos relacionado: Nuestra capacidad de adaptación es mucho mayor de lo que pensamos

3 opiniones en “Los super-hombres”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Esos son ejemplos de personas increíbles, pero a veces no nos paramos a pensar en que, a nuestra manera, todos somos pequeños super héroes. Lo pienso cuando veo a esas madres con 3 niños pequeños y haciendo mil cosas a la vez… Tenemos que aprovechar mas esa enorme capacidad que tenemos para hacer cosas excepcionales..

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: